Visítanos (+1) 850 632 42 04
Esmeraldas colombianas

Esmeraldas colombianas

Un estándar de calidad para momentos memorables

Quizás hayan sido los antiguos egipcios quienes presentaron, por primera vez, las esmeraldas al mundo occidental –no en vano, tenían el yacimiento más grande de la época gloriosa del imperio romano: las minas de Cleopatra-; sin embargo, son las esmeraldas colombianas las que han sobresalido a lo largo del tiempo, desde que los españoles llegaron a estas tierras, por su excelente calidad y características únicas.

Su prestigio es tal que han establecido todo un estándar de calidad. Su intenso verde brillante, privilegiado por sus cantidades únicas de óxido de cromo, hacen de las esmeraldas colombianas las de mejor color en el mundo. Cuanto más verde la esmeralda, mejor y más valiosa.

Actualmente, las dos principales minas esmeraldíferas de Colombia y el mundo son las de Chivor y Muzo, en el departamento de Boyacá, esta última, la mina más conocida y la que tradicionalmente ha producido las esmeraldas de mayor prestigio. Nuestro territorio colombiano es indudablemente el principal proveedor de esta gema para las joyerías más reconocidas.

Cabe destacar que en Colombia hay más de 250 puntos de exploración y explotación de la llamada Reina de las Gemas.

Para apreciar y elegir la mejor esmeralda, se deben tener en cuenta cuatro aspectos fundamentales: su color, su claridad, su peso y, sin duda, el corte que le da forma.

El verde de una buena esmeralda debe ser profundo y homogéneo, y las inclusiones –completamente naturales– deben ser mínimas, sin mayores afectaciones a la transparencia. Tanto su peso como corte son factores que estarán sujetos al diseño y al tipo de pieza. Es importante tener en cuenta que las gemas de más de dos quilates son muy difíciles de conseguir, por lo que el precio aumentará proporcionalmente con el tamaño de la piedra.

El corte esmeralda es la talla más representativa de la gema colombiana, pero hay múltiples formas en que la esmeralda puede ajustarse al gusto de su portador.

Si decides llevar un recuerdo de Colombia, con nuestras esmeraldas llevarás el mejor. Apreciadas desde tiempos ancestrales y cargadas de muchos significados y simbologías, esta piedra preciosa será la elección más acertada. Con ella, llevarás el símbolo del amor, de la inmortalidad, de la fe, de la esperanza y la paz; llevarás la piedra de las madres y de quienes han nacido en mayo; llevarás el símbolo del vigésimo aniversario de bodas; pero, sobre todo, llevarás la Reina de las Gemas.